Hola amigos.

Mi nombre es Horacio Álvarez Clementi, estoy muy cerca de cumplir 60 años y deseo que conozcan como apareció el padel en mi vida, la cual desde muy pequeño estuvo totalmente vinculada al deporte.

Comencé a jugar tenis a los 6 años (1964), deseando siempre ser un buen jugador, y alcanzar la primera categoría, para luego intentar ser profesional.

Tuve al mejor entrenador de tenis de todos los tiempos, Gerardo Wortelboer, un verdadero adelantado, quien fue entre otras cosas Capitán de Copa Davis en la época de oro, la de Guillermo Vilas.

De él aprendí lo más importante que se puede aprender, los valores del deporte, a trabajar intensamente, pero con método y objetivos, además de  aceptar todas las facetas del deporte (perder-ganar-perder-ganar…), y a disfrutar de esta práctica.

Tuve a Gerardo de profesor de los 8 a los 28 años, 20 años con el mismo entrenador.

Después, cuando dejé la competición, puse la academia privada de tenis (TENNIS POINT), con Gerardo como director y yo de colaborador y propietario, aprendiendo minuto a minuto los secretos de la enseñanza.

Él me enseño todo, a diagnosticar, a corregir, adaptar a cada alumno la mecánica de los movimientos, los desplazamientos y a interpretar la corrección y consejo más adecuado para cada problema o defecto.

Posteriormente todos estos conocimientos y más, los adapté y trasladé a la práctica del padel y luego a la enseñanza, creando un método de entrenamiento muy efectivo.

Comencé a jugar a los 28 años, cuando un grupo de amigos tenistas, me invitó a jugar al San Juan Tenis Club, a un deporte nuevo con palas (Paddle Tennis) que se jugaba en una pista rara, más pequeña que una de tenis, con paredes, rejas laterales y una red en el medio.

Desde ese día, pasó a ser mi deporte favorito, comencé a modificar mis golpes de tenista, para transformarlos progresivamente en los de un jugador de padel.

Deje de volear y golpear todas las bolas de bote-pronto y de aire, para usar los rebotes de pared y la contra pared. Pasé de pegar fuerte todos los smash a  incorporar golpes de menor agresividad pero de mayor precisión (bandejas y golpes angulados).

Con esos cambios me di cuenta de que obtenía mejores resultados y que podría llegar a jugar bien al Paddle Tennis.

Entrene mucho con mis amigos, los que ya jugaban muy bien y fui copiando su técnica, Guillermo Caporaletti, Diogenes de Urquiza, Ricardo Cano y del crack de cracks “Cacho Aubone”.

Formamos un grupo de nuevos  jugadores con Gustavo y Javier Maquirriain, amigos y rivales y comenzamos a entrenar de forma seria y a la vez a trabajar para hacer crecer a este nuevo deporte.

Creamos la primera Asociación de Jugadores Profesionales y colaboramos con la formación de la APA (Asociación Padel Argentino).

Al ver que el deporte crecía en jugadores aficionados y que comenzábamos a ser reconocidos, formamos la empresa Masters Producciones, dedicada a organización del Circuito de Padel Profesional.

Organizamos el circuito profesional de padel Coca Cola, con la novedosa cancha de cristal, la que nos permitió incorporar la televisión al padel (año 1987).

Ese mismo año comencé a jugar con mi compañero Alejandro Lasaigues, con el que logramos ser campeones mundiales durante 4 años (1987/1991).

En mi último año de competencia profesional, comencé a buscar una salida laboral, y Jorge Nicolini me propuso que nos asociaramos para formar profesores y entrenadores juntos.

Ese mismo año, aprovechando una lesión que me alejó 3 meses de la competición, aproveché para crear el contenido del curso de entrenadores de padel, basándome en mi experiencia del tenis e incorporando las del padel.

Ahí descubrí mi pasión por la enseñanza, la formación profesional y el entrenamiento de alto rendimiento.

Cuando dejé de competir pasé a dirigir y gestionar clubes de padel, a enseñar e impartir cursos de formación, a promocionarlo y difundirlo en todos los países interesados por este nuevo deporte.

He entrenado a algunos de los mejores jugadores de la historia (Gabriel Reca, Sebastian Nerone, Hernan Auguste, Mariano Lasaigues, Miguel Lamperti, Matias Diaz, Maxi Grabiel, Ramiro Moyano,… entre otros).

He sido jugador y capitán de la Selección Argentina de Padel, varias veces campeona del mundo, considerándolo como una experiencia extraordinaria la de representar a la Argentina.

Actualmente soy coach de los Nº1 del mundo, Fernando Belasteguín y Pablo Lima, y de Carolina Navarro y Cecilia Reiter, Aday Santana y Alvaro Cepero, entre otros jugadores.

Tengo la suerte de ejercer mi profesión con mis jugadores en un escenario de lujo, en el Circuito World Padel Tour.

He dirigido muchos clubes y actualmente llevo la gestión del área de padel del Real Automóvil Club de España (RACE), Madrid (2002 /2017), el Club Padel People Torrelodones (2014/2017) del cual también soy propietario.

Actualmente he constituido la empresa HAC para continuar ofreciendo a través de distintos canales de comunicación mis productos didácticos y de gestión y optimización de clubes privados y sociales de padel.

El método HAC, es la recopilación de todas mis experiencias como jugador y entrenador, 30 años vinculado al padel, jugando, entrenando, impartiendo clases, formando profesores y entrenadores, desarrollando proyectos y gestionando clubes.

Les ofrezco unirse a este apasionante proyecto para hacer crecer al padel, profesionalizarle, a que se practique y juegue con fundamentos y a difundirlo por todo el mundo.